Saltar al contenido principal

Desde dentro

Poesía

Desde dentro

Desde dentro

Desde dentro. Contraportada.

Desde dentro. Contraportada.

Yolanda Corell Almuzara

Yolanda Corell Almuzara

«Desde dentro», de Yolanda Corell Almuzara, un poemario lleno de verdad y belleza. La poeta publica su primer libro gracias a la editorial Tregolam.

Como ocurre en muchas ocasiones, un escritor guarda con recelo todo aquello que ha escrito durante mucho tiempo por considerarlo demasiado íntimo, personal o incluso nimio.

Sin embargo, acaba por existir, para quien escribe, una llamada desde el interior, desde las vísceras, que crepita haciéndose un hueco por salir. Por suerte para los lectores sensibilizados no solo con la belleza de la palabra, sino también con la calidad retórica y estilística, Yolanda Corell Almuzara se escuchó y decidió publicar su primer poemario titulado Desde dentro (Editorial Tregolam, 2021).

«Mi poemario está dividido en dos partes diferenciadas y, en cada una de ellas, destaca un tema claramente, un hilo que las va tejiendo y uniendo a modo de red. No hay una línea temporal que divida las dos partes, sino que son distintos sentimientos en una misma vida, distintas miradas. La diferencia entre ambas partes es el tema esencial que se desprende de los poemas».

La sensibilidad y el cuidado estético que impregnan todo el libro no hacen sino amar incluso más la lengua castellana, pero también impulsa y aviva sentimientos en el lector como solo puede hacer la verdadera poesía. Esa que está escrita «desde dentro», con todo lo que uno es y siente.

Por eso la poesía de la escritora Yolanda Corell Almuzara atraviesa al lector como un disparo certero en cada una de las cuarenta y seis poesías que componen su indispensable libro.

«La poesía me da vida, me permite respirar, al leerla y al escribirla. Es la esencia de la belleza, es la palabra en su máxima expresión, mi género favorito de la literatura. La poesía requiere un gran dominio del lenguaje y la expresión creativa de la mirada del poeta».

La poeta habla en Desde dentro de la soledad, la sororidad, el anhelo, el amor y la pasión de tal manera que el lector podrá descansar en todos los versos como si fueran suyos y volver a ellos cada poco tiempo. Porque la poesía de Yolanda Corell Almuzara consigue exactamente eso: una conexión profunda y directa con el lector y una sensación de pertenencia y refugio gracias a su escritura.

El mar, los sueños, las mariposas, la luna, la arena, las luciérnagas o el viento nadan por cada uno de los versos para hacer llegar al lector emociones como la esperanza, la metamorfosis interna, la nostalgia, el amor y el paso del tiempo. Emociones que, sin duda, suponen un lugar en el lector podrá guarecerse durante muchas tardes.

«La naturaleza siempre está presente en mis poemas, no exactamente como protagonista, pero sí influenciando mi sentir y el lenguaje que utilizo. De la naturaleza se desprende tanta belleza que, utilizando la metáfora como recurso, intento trasladarla a mis letras para absorberla y trasladarla al plano de los sentimientos».

Sin duda, el primer poemario de Yolanda Corell Almuzara deja un buen sabor de boca, pues se nota la calidad literaria con que está escrito, así como toda la emoción y sensibilidad que la escritora ha fosilizado en todo el libro.

Desde dentro recuerda a las autoras más clásicas de poesía, aquellas que escribían desde la delicadeza y la valentía. Aquellas que, como Yolanda Corell Almuzara necesitaban escribir para seguir respirando.

Sobre Yolanda

Llegué a este mundo en Madrid, un lunes, 30 de enero, con el pelo de punta y pelirrojo (tal vez procedente de Marte). A mi padre no le gustó mucho que su primer hijo fuera hija, pero siempre he sido y soy la niña de sus ojos.

Mi infancia y juventud fueron felices y divertidas, en el seno de una familia humilde, con unos padres que se entregaron a la tarea de conseguir que mis tres hermanos y yo tuviéramos una buena vida. Recuerdo esos tiempos siempre rodeada de buenos amigos, desde el colegio, el grupo Scout y otras asociaciones juveniles y de ámbito social, en las que crecí dando.

Estudié la Diplomatura de Trabajo Social. Entonces (ahora también) era muy impaciente como para estudiar medicina y ser después psiquiatra, que era lo que me ilusionaba, pero adoro mi profesión.

Me casé muy joven y me divorcié 30 años después, algo tarde. Tengo dos hijas, que son lo mejor de mi vida, mis amores.

Desde muy niña, mi abuelo, que era un artista autodidacta, me ponía delante de un papel para que escribiera cuentos mientras él pintaba y mi yaya hacía jerséis de punto.

Me enamoré de la poesía, primero gracias a él y a los poemas que escribió preso en la cárcel de Totana (Murcia), por ser aviador del bando republicano durante la Guerra Civil Española. Después, cómo no, leyendo a Bécquer y a Machado, y, a los 14 años, me enamoré de la poesía de Pablo Neruda (ahora me cuesta soportarlo como persona).

Desde que puedo recordar, me descubro leyendo y escribiendo, aunque durante unos años de mi vida los poemas se quedaron bajo tierra, encerrados en mi alma. Sin embargo, pertenezco al mar, que me devuelve a mi pasión y, al igual que Lena Yau, escribo para respirar, para sacar fuera lo que siento dentro.

Desde dentro, así está sentido mi primer poemario, el que ahora palpita entre tus manos, feliz de que continúes leyéndome.

Redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram

Puedes conseguir su obra en: Amazon, Agapea, Casa del libro, Fnac